lunes, 4 de noviembre de 2013

Herramientas forense para ser un buen CSI. Parte XL: Xbox 360 [I]

Compartir este artículo:

Buenas a todos, en el post de hoy de herramientas forense para ser un buen CSI arrancaremos una minicadena para hablaros de como analizar el disco duro de una videoconsola Xbox 360 con el objetivo de recopilar evidencias forenses de su interior.

En esta cadena nos centraremos en el disco duro de la videoconsola, por tratarse del lugar donde más información podremos encontrar en una pericial, aunque en el futuro analizaremos también la memoria interna NAND, donde dependiendo de la versión de Xbox que analicemos (FAT: Xenon, Zephyr, Falcon, Opus, Jasper, Jasper Kronos o SLIM: Trinity, Corona), podremos o no encontrar una partición con datos de interés.

Como la mayoría sabréis, Microsoft ha fabricado dos modelos principales de Xbox 360: FAT y SLIM:

Ambas videoconsolas permiten almacenar información en su disco duro (externo), tanto partidas guardadas, como minijuegos, imágenes, música, vídeo, redes sociales, etc.

Cómo podéis ver en la siguiente captura, el disco duro se conecta a la videoconsola a través de un conector SATA, por lo que si extraemos el disco duro de su carcasa, podremos conectarlo a través de una Caja SATA a nuestro PC para analizarlo:

En el post de hoy nos centraremos en el proceso de extracción del disco duro de su carcasa, para en posteriores artículos hablar en detalle de la información que contienen y de cómo analizarlos.

Para la labor de extracción del disco duro necesitaremos dos destornilladores como los que veis en la siguiente captura.

Lo primero que debéis hacer es desatornillar los tornillos que encontraréis en las esquinas inferiores de la carcasa:

A continuación debemos localizar el último tornillo, que se encuentra bajo una pegatina de garantía de Microsoft. Si aún conserváis la garantía del disco duro, podéis intentar despegarla con un secador:

Una vez retirada la carcasa, os encontraréis con cuatro tornillos que sujetan una carcasa metálica que protege el disco duro:

Una vez retirados, podréis acceder a los cables SATA para desconectarlos del disco duro, y deslizarlo hacia un lateral para sacarlo:

Ahora ya podréis conectar el disco duro a una caja SATA y conectarlo a vuestro PC por USB. Para ello yo hice uso de un destornillador de estrella común:

Eso es todo por hoy, en el próximo post os hablaremos sobre la información que contienen los discos duros de la Xbox, las clases que os encontraréis, y lo más importante, cómo analizarlos.

Saludos!

2 comentarios:

  1. [...] Para comenzar la semana publicamos el artículo número 40, sí, ¡40!, de Herramientas Forense para ser un buen CSI, y en el que os iniciamos una pequeña cadena sobre el Análisis Forense de Videoconsolas Xbox 360: Herramientas forense para ser un buen CSI. Parte XXXX: Xbox 360 [I] [...]

    ResponderEliminar
  2. [...] CSI. Parte XLI: Xbox 360 [II] Buenas a todos, en el post de hoy vamos a continuar con la cadena Herramientas forense para ser un buen CSI. Parte XL: Xbox 360 [I] que comenzamos hace algunas semanas hablando sobre como analizar una Xbox 360. Si habéis seguido [...]

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...