sábado, 8 de septiembre de 2018

Primer malware que explota el exploit de ALPC LPE

Compartir este artículo:
Como ya hemos comentado en entradas anteriores, hace unos días una investigadora de seguridad descubrió un 0-day que permite la escalada de privilegios local hasta SYSTEM en Windows 10 a cualquier usuario del sistema.




Como podemos leer en el blog de ESET, han pasado sólo dos días hasta que han encontrado la primera muestra que hace uso de este jugoso exploit. La muestra, asociada a una campaña del grupo bautizado como PowerPool, se ha detectado en Chile, Alemania, India, Filipinas, Polonia, Rusia, el Reino Unido, Estados Unidos y Ucrania.

Los actores maliciosos han modificado el exploit original para cambiar los privilegios del fichero de actualizaciones de Google, situado en el siguiente directorio:


Una vez cambiados los privilegios, lo pueden sustituir con el second-stage de su malware, consiguiendo así obtener permisos de SYSTEM cada vez que se ejecute el sistema de actualizaciones de Google.

Aunque no se tienen demasiados datos, parece que el compromiso inicial lo están realizando al menos mediante dos mecanismos. El primero de ellos es el envío directo de un first-stage como adjunto de correo a buzones concretos. El segundo es mediante spam con ficheros .slk, que permite el compromiso a través de un mecanismo ya reportado a finales de mayo en los foros del Internet Storm Center del SANS.

Este segundo mecanismo permite ejecutar código desde Excel. Podemos ver el ejemplo mostrado en los foros del SANS, en el que se puede ver que si actualizas el código dinámico de una celda acabaríamos ejecutando un típico ataque basado en Powershell.


Durante la investigación han encontrado, precisamente, un ejemplo de estos correos de SPAM con un fichero slk malicioso.


Tras el análisis del malware parece confirmarse que el first-stage ofrece un mecanismo de triaje a los operadores. El malware puede ejecutar algunos comandos básicos dirigidos al reconocimiento del sistema afectado, es capaz de tomar capturas de pantalla de la víctima, y posteriormente puede exfiltrar la información al C&C junto a datos de configuración del proxy del sistema. Como dato curioso, los operadores han cometido el error de tener la dirección del servidor de comando y control hardcodeada en el código.

Presumiblemente, una vez que los operadores deciden que un sistema es interesante, utilizan el first-stage para descargar la carga secundaria. De nuevo, en este segundo stage el malware tiene hardcodeados los datos del C&C, y se ha confirmado que los operadores no tienen capacidad de actualizar esta importante configuración del malware. Esta carga secundaria permite a los operadores ejecutar comandos, matar procesos, subir y bajar ficheros, y listar los contenidos de carpetas del sistema.

Las herramientas que utilizan los actores maliciosos para ayudarse en la etapa de movimiento lateral son viejas conocidas para la mayoría, como son PowerDump, PowerSploit, Invoke-SMBEnum, Quarks PwDump y FireMaster.

Era de esperar que con la publicación abierta de semejante 0-day, que sigue sin ser parcheado por Microsoft, algún grupo malicioso lo incorporase en su arsenal. Mientras tanto, podéis estar al tanto de los IOC disponibles, o intentar desplegar la mitigación no aprobada por Microsoft que se menciona en el CERT/CC.


¡Un gran trabajo de ESET!

Fuente: https://blog.zerolynx.com/2018/09/primer-malware-que-explota-el-exploit.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario