23 jun. 2020

Tiempos de Covid-19: nuevas estafas vinculadas a Bitcoin (Parte 3)

Por el 23 jun. 2020 con 0 comentarios
¡Hola a todos!

!שלום לכולם

Hoy os traigo una nueva entrega de esta serie de artículos, que tratan sobre una nueva estafa vinculada a Bitcoin.


Si te perdiste alguna de las partes anteriores, antes de continuar con la tercera entrega, puedes echarles un vistazo aquí 👇:
Tal como comenté en el anterior artículo, gracias al contenido de los tweets fue posible identificar otras cuentas de Twitter que seguían el mismo patrón, e incluso, publicaban los mismos contenidos sin ningún tipo de modificación. 

Gracias a distintos errores en la publicación de tales contenidos, también fue posible obtener cierta información a partir de ellos. 

En síntesis, el total de los perfiles identificados en Twitter alcanzó los 14; todos ellos, con el mismo patrón: 
    - Imagen de perfil e imagen de portada; ambas en sintonía. 
    - Aspecto de perfil, asociado a un supuesto portal web o empresa.
    - Nombre de usuario (@...) y nombre visible de perfil, con características similares.
    - Vinculados a un correo electrónico de Gmail y a un teléfono.
    - Dominio asociado, visible en el perfil. 
    - Pocos seguidores. Ninguno superaba los 55.
    - Pocos perfiles seguidos. Ninguno superaba los 100. 

No obstante, tres de los perfiles detectados se presentaban como cuentas asociadas a una identidad personal: @PereleshinaY, @BelagoY y @AdrianKachalov.

A la caza de las identidades falsas

Perfil de Twitter, asociado a “Yana Pereleshina”

El perfil de Yana Pereleshina contaba con una biografía en ruso y con imágenes de lo que parecía ser una chica joven. 

Tweet que contenía una imagen de la supuesta Yana Pereleshina

Sin embargo, tras realizar la correspondiente ingeniería inversa sobre las imágenes, se logró identificar a la persona real ligada a estas. 

La cuenta de Yana Pereleshina estaba empleando de forma fraudulenta las imágenes de Olya M., una joven de 26 años residente en Kriviy Rig (Ucrania). Olya M. resultaba ser así una persona completamente anónima, que tenía una cuenta en la red social VK con 11.000 seguidores. 

Perfil en VK de Olya M.

Entre los seguidores de Yana Pereleshina, aparecía otra cuenta de características similares que parecía estar orquestada de la misma forma: @BelagoY.

Las cuentas @PereleshinaY y @BelagoY, presentaban el mismo patrón de comportamiento

De este modo, la cuenta @BelagoY parecía estar vinculada a una supuesta identidad personal de Ucrania, que se hacía llamar Yaroslav Belago. 

Perfil de Twitter, asociado a “Yaroslav Belago”

De nuevo, otra vez se lograba identificar a la persona que realmente estaba ligada a las imágenes. La cuenta de Twitter de Yaroslav Belago estaba empleando las imágenes de Mark B., un joven de origen ruso que actualmente se encontraba afincado en Bruselas. 

Perfil en VK de Mark B.

La cuenta @BelagoY parecía así ser una posible cuenta latente, lista para operar, que todavía no ha publicado ningún tweet relativo a la estafa fraudulenta. 

Por otro lado, el último de los perfiles vinculados a supuestas identidades personales, la cuenta @AdrianKachalov, aparecía asociada a una persona que se hacía llamar Adrian Kachalov. 

Perfil de Twitter, asociado a “Adrian Kachalov”

La cuenta @AdrianKachalov presentaba una biografía de perfil y tweets, escritos en ruso.

Tweets en ruso, publicados por “Adrian Kachalov”

Otra vez se conseguía identificar a la persona que realmente estaba ligada a las imágenes, que el perfil de Adrian Kachalov estaba empleando; de este modo, las imágenes pertenecían a Stepan R., un ciudadano ruso de la ciudad de Volgograd. 

Perfil en VK de Stepan R.

De igual modo, los tweets de la cuenta @AdrianKachalov presentaban enlaces acortados, que mantenían el mismo patrón seguido por las otras cuentas identificadas con anterioridad.  

Tweet que presentaba un enlace acortado

Continuará...

      editar

0 comentarios:

Publicar un comentario

< >