30 dic 2022

Año 2022. My Backup. Lo mejor del año @pablogonzalezpe

Por el 30 dic 2022 con 0 comentarios
Otro año que se nos va. Otro año que vuela. Otro año que el día a día hace que pase rápido, muy rápido. Dicen que cuanto más mayor eres, más rápido pasa el tiempo. Que no lo ves pasar. El tiempo es algo relativo. Es algo que para cada uno de nosotros avanza de una forma. Este año a mí se me ha pasado muy rápido. Pienso en Enero de 2022 y lo veo ayer. Han pasado 12 meses. Pronto volveremos a arrancar el contador de muchas cosas en enero de 2023. De lo que queremos hacer, de los sueños, de los propósitos, de las nuevas ideas, de los nuevos recuerdos, de las nuevas amistades, de todo lo que está por llegar. 

En el 2022 he seguido haciendo muchas cosas. Pensé que no podría seguir haciendo muchas cosas de las que he tenido la suerte de poder hacer. Supongo que mi mete no me deja parar y aunque esté tumbado en un sofá, sigo dándole vueltas a muchas cosas. Puedes parar al cuerpo, pero es mucho más difícil parar a tu mente, y la mía es muy inquieta. Antes de daros algunas pinceladas de lo que he podido hacer este año, os dejo enlaces a otros años. Siempre digo que es algo sano recordar, tener nostalgia de los momentos recorridos y de las experiencias vividas. Por ello, os dejo este recopilatorio:

Año 2021.

Año 2020

Año 2019.

Año 2018.

Año 2017

Año 2016

Año 2015

 Año 2014

Año 2013

Enero comenzó con la incorporación al proyecto MyPyblicInbox. Una nueva aventura con mucha ilusión y en la que se trabaja en algo innovador, en nuevas formas de valorar el tiempo de las personas y que, sin duda, ha ocupado parte de mis pensamientos durante el año. 

Si algo ha tenido el año 2022 es que la normalidad, tal y como la conocíamos, se ha apoderado de muchos ámbitos. Quizá no en todos y haya que seguir respetando al virus que paró la sociedad tiempo atrás, pero hemos visto que hemos podido convivir y avanzar. Lo que yo tenía claro es que el mundo puede pararse, pero tu tienes que seguir viviendo. Nadie te devolverá el tiempo que te pares. Tu vida sigue, aunque no puedas viajar, aunque no puedas salir, aunque no puedas ver, físicamente, a tus seres queridos. Teníamos que seguir viviendo, amoldándonos a las circunstancias, ser resilientes. Por suerte, 2022 nos devolvió muchas de las cosas que la pandemia nos privó. 

Volvimos a ir con confianza a celebrar "tarde-buenas" en nochebuena, volvimos a juntar a toda la familia, volvimos a acudir a eventos y conferencias con cientos y miles de personas. Volvimos a viajar de manera normal (con mascarilla), volvimos a ver que la antigua normalidad, era casi casi, de nuevo nuestra normalidad. 

En el año 2022 acabé mi tercer curso como Director Externo en la UEM del Máster de Seguridad de las TIC y camino del cuarto. Hice mi octavo curso como docente en Másteres de Seguridad (y ahora comencé con el noveno año). 

Disfruté de mi noveno año de RootedLab (desde 2013) en RootedCON impartiendo un taller nuevo sobre resolución de máquinas en escenarios que sirven para entrenar nuevos pentesters y reciclar pentesters (o personas interesadas en la seguridad ofensiva: hacking ético, red team, pentesting, auditoría...). Espero que 2023 me traiga la oportunidad de hacer el décimo año de RootedLab (es una de mis ilusiones para el nuevo año, sería como concluir un ciclo). En 2023 tendré dos Labs: Ethical Hacking a través de resolución de escenarios y Pentesting a Web3 y SmartContracts

Participé en proyectos dónde se abren puertas a personas alejadas de la tecnología para que puedan tener un futuro profesional en nuestro ámbito / sector. Este tipo de proyectos son realmente interesantes, ya que acercar la tecnología a todo el mundo y que puedan hacer inmersión y profesionalizarse para dar formación o para poder emplearse en ese nuevo mundo aporta mucho valor. 

Seguí dando clases, seguí estando en un Bootcamp, seguí haciendo lo que para mí es algo vocacional: enseñar (lo poco que pueda saber). Disfrutar haciéndolo y ver que los alumnos/as pueden crecer, se motivan y quieren más. Esto no tiene precio. Seguiré haciéndolo, mientras que vea que puedo aportar a los demás. Que lo que la gente pueda aprender de mí, tenga valor. Dirigir TFMs, impartir algunas sesiones, impartir alguna charla o conferencia. Es vocación. 

En el ámbito de conferencias, he tenido la suerte de estar en muchos sitios. Las he disfrutado. Cada una de ellas, las he disfrutado como si fuera la última. Nunca se sabe qué puede ocurrir y por ello, hay que subir al escenario como si fuera la última vez. 

Estuve en La Nave disfrutando de la h-c0n junto a mi amigo Luis enseñando 'on-the-fly'. Estuve en Osintomatico de la mano de Jezer. Estuve en Palacio de Congresos de Valencia impartiendo una charla sobre seguridad en SmartContracts en el evento de CTO Summit. Estuve en las Jornadas STIC del CCN-Cert dando un taller de intro sobre pentesting a SmartContracts e impartiendo una charla con mi amigo Fran Ramírez sobre el proyecto Open Source OMLASP. Por sexto año consecutivo el equipo de IdeasLocas estuvo en una BlackHat. En esta ocasión BlackHat Europe (Londres). OMLASP fue presentado en el Arsenal. Estuvimos en NoHat en Bérgamo (Italia) en el modo híbrido (el gran Fran y yo). Allí estamos en su Hall of Fame.  


Tuve la oportunidad de impartir por tercer año en una DragonJARCON (2018, 2020 y 2022) y poder compartir y pasar el rato con mis amigos de Colombia. La temática fue la Web3 y es que se abre un mundo muy interesante para los profesionales de la ciberseguridad. Hay olas que hay que coger y si te gusta la Web3, tienes mucho futuro por delante en el ámbito de la ciberseguridad. 

Estuve en Segovia un día a las 9.30 para estar en TizonaConf (Burgos) a las 13.15. Esto me hizo recordar el frenesí de vida que llevábamos pre-pandemia. El tener que estar en dos ubicaciones españolas diferentes el misma día. El ajetreo, el tener que llegar, el compartir, el conocer, el disfrutar... el sentirte vivo. 

Estuve en SecAdmin, de nuevo, no quise faltar. A los amigos hay que cuidarlos. A la gente que emplea su tiempo y que te lo cede para que tu puedas aportarles algo, también. Respeto por el tiempo de cada una de las personas que van a un congreso a verte o a que les enseñes algo. 

Estuve en un CiberSecurity Day de OpenExpo. Estuve en un evento sobre Metaverso :O. Estuve... estuve en muchos sitios. Y sí... volví a Navaja Negra. Como una segunda casa. Un evento al que tengo mucho cariño, como a muchos otros, pero que tiene ese "no sé qué, que qué se yo". 

Sobre todo, viví... y de eso se trata. De seguir viviendo. Hay muchas cosas que me dejo por el camino en este 2022, pero no quiero aburriros. Disfruté de este año. Lo viví. Sé que puedo vivirlo aún más, pero disfruté. Conseguí muchos objetivos y sonreí. Cuando uno revisa todo lo que ha ido haciendo, tienes que acabar sonriendo. Estar contento y orgulloso por cada pasito. Me pidieron montar un canal de Twitch, un Youtube dónde seguir contando cosas... ¿Será? No lo sé, si es, será en 2023... Quizá no llegue a ocurrir, aunque hay que evolucionar, eso está claro.

¿El 2023? Lo que tengo claro es que trae muchas cosas... muchas... Y espero tener un espacio el año que viene donde poder contarlo. Para que quede para mí. Mente inquieta. Año 2023... allá vamos!
      editar

0 comentarios:

Publicar un comentario

< >