jueves, 17 de julio de 2014

Herramientas forense para ser un buen CSI. Parte LI: Forense de emails

Compartir este artículo:
Buenas a todos, en el post de hoy continuaremos la cadena de posts sobre herramientas forense para hablaros sobre los procesos de análisis pericial de correos electrónicos.

Lo primero que debemos saber antes de analizar un email es que su formato viene establecido en una RFC, en concreto en la RFC 822. En ella se define que un email debe estar formado por los siguientes componentes:

Cabecera (Header)
  • Date: Fecha y hora del mensaje.
  • From: Quién lo envía.
  • To: Destinatario/s.
  • Subject: Asunto.
  • Cc (copia de carbón): Destinatarios en copia. 
  • Cco (copia de carbón oculta). Destinatarios ocultos.
Cuerpo (Body)
  • Mensaje en texto plano o HTML
Archivos adjuntos (Attachments)

Como veis, un correo electrónico no es más que una página web, con algunas peculiaridades. Es decir, es un software, y como tal debe ser tratado.

Si queremos ir a juicio por un tema de injurias, despido improcedente, etc. presentando el email impreso en papel, vamos por el mal camino. Un correo electrónico impreso no ofrece garantía como prueba porque es fácilmente alterable con herramientas de retoque fotográfico. Ni aunque vayamos a un notario con el correo impreso nos la darían como prueba válida.

Para poder probar que el correo es verdadero es necesario realizar un análisis forense, como el que realizaríamos a un disco duro, o a un software.

Dentro de la distinta información que podríamos recuperar de un email, lo más habitual es recolectar datos sobre quién envió el email y si el remitente fue suplantado, la dirección a donde fue enviado, por que sitios pasó, así como incoherencias de fechas y horas, servidores, etc. que puedan haber sido alterados.

Si abrimos el código fuente de un email nos encontraremos con una serie de campos que pasamos a describir a continuación:

Return-Path: 
Dirección de respuesta
Resent-from:
Mensaje reenviado por el usuario especificado.
Resent-to:
Mensaje reenviado al usuario especificado
Resent-date:
Fecha y hora de reenvío del mensaje.
Received:
Cada vez que el mensaje pasa por un servidor, aparece este campo de datos, especificándose el nombre del servidor, su IP, el programa de correo utilizado, y la fecha y la hora en que se recibió en el servidor
Message-Id:
Nº de identificación del mensaje. Se trata de un número único, que lo distingue de cualquier otro mensaje enviado por la red
Date:
Fecha y hora de envío del mensaje
From:
Remitente original del mensaje
X-Originating-IP  (Received)
IP de quien envía el mensaje
Subject:
Asunto del mensaje
To:
Destinatario del mensaje

Vamos a verlo con un ejemplo real:


  • ROJO: El email en sí.
  • MORADO: ID del mensaje que da el proveedor.
  • VERDE: Saltos que ha ido dando el correo desde que salió del equipo del emisor hasta el equipo del receptor. 
  • AZUL: Direcciones IP. El primer received y el último (siempre empezando por abajo) apuntan al servidor del emisor y del destinatario del mensaje.
Y aquí lo dejamos por hoy, en el próximo post seguiremos hablando del análisis forense en emails.

Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...