miércoles, 4 de diciembre de 2013

Raspberry PI desde cero (Parte 2): BerryBoot

Compartir este artículo:
Buenas a todos, en el post de hoy vamos a continuar con la cadena Raspberry PI desde cero probando el sistema "BerryBoot". BerryBoot es un sistema de arranque múltiple que nos permitirá tener varios sistemas operativos instalados en nuestra Raspberry, al estilo del grub. 

Podéis descargar la última versión de BerryBoot desde su página oficial:



Una vez descargado BerryBoot os encontraréis con una serie de archivos y carpetas que únicamente debéis copiar en la raíz de una tarjeta SD, formateada en FAT:

Más sencillo imposible ;) Si iniciáis vuestra Raspberry PI os encontraréis con la siguiente pantalla (la calidad de las fotos no es la mejor ya que las tuve que hacer con el móvil):


En este menú debemos seleccionar el idioma, forma en que conectaremos la Raspberry PI a internet, sistema de audio y fecha y hora.

A continuación debemos seleccionar el drive donde instalar el sistema, el tipo de file system y si deseamos cifrarlo (por defecto se encuentra desmarcado):


Ahora pulsaremos en Format y comenzará a preparar la unidad:




Una vez finalizado, si estamos conectados a Internet, nos aparecerá el siguiente listado con los sistemas operativos que han sido incluidos "por defecto" como agregables a BerryBoot (aunque podremos poner muchos más manualmente):


En caso de que no veamos el listado es posible que no tengáis conexión a Internet, por lo que desde el menú Network Settings podréis configurar vuestra manera de acceder a Internet (proxy, dhcp, etc.):


En primer lugar instalaré Debian para tener una distribución con la que trabajar desde la Raspberry:



Y a continuación instalaré OpenElec para ver series y películas desde un pendrive o desde Internet:


Ya tenemos instalados ambos sistemas:


Podremos modificar algunos parámetros de los sistemas:


Ahora pulsaremos el botón Exit, e iniciará Berryboot. Nos aparecerán los dos sistemas que hemos instalado y un contador de tiempo. Si dejamos pasar el tiempo sin seleccionar un sistema para arrancar, se nos abrirá el raspi-config. Y desde este menú podremos overclokear nuestra Raspberry:


Para que vaya más fluido yo la he dejado en 1000MHz:




Una vez modificado el valor, reinicié la Raspberry y arranqué Debian:


Y como podréis comprobar, el sistema va muy fluido y las pantallas cargan rápidamente:


Si reiniciamos y arrancamos OpenElec (xbmc), veremos que igualmente el sistema funciona muy ligero.


Y eso es todo por hoy, en próximos posts seguiremos jugando con nuestras Raspberry PI.

Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...